Jeremías y el corazón mágico

Había una vez un niño que se llamaba Jeremías. Vivía en un castillo muy gigante. Su hobby era atrapar corazones que salían de las flores. La lluvia los enviaba allí, o sea que llovía corazones.
Un día se encontró un corazón que brillaba mucho porque era mágico. Al lado del castillo gigante, había un pueblo que se llamaba: Villaluz. En el pueblo vivía mucha gente. Había un mercadillo para comprar muchas cosas.
Un día la gente del pueblo compró mucho y no les quedó nada para comer.
El niño Jeremías cogió el corazón mágico e hizo que apareciera un KIWI gigante. Todo el pueblo comió hasta hartarse. Jeremías fue muy muy feliz por ayudar a la gente del pueblo.
Y le hicieron una gran fiesta en agradecimiento. Al cabo del tiempo el corazón mágico se convirtió en una bella chica de la que Jeremías se enamoró y al cabo de unos días se casaron y vivieron felices
Colorín colorado este cuento se ha acabado y a mi, me ha gustado

logo-radio-nuevo

Comparte esto :
  • Últimos Cuentos

  • Twitter

  • Flickr