El deseo de volar

Había una vez una niña llamada Iona que soñaba con poder
adentrarse en el bosque, en busca de una pequeña hada a la
que había visto volar. Era tan bonita, vivos colores adornaban
su cuerpo y una brillante luz se desprencia al agitar sus alas.
Iona no dejaba de repetirse noche tras noche, ¡¡quiero volar!!
Oler los pétalos de las flores, sentir el rocío de la mañana
en mi rostro, disfrutar la libertad.
Era tan fuerte el deseo de la niña, una noche cerró sus ojos
y pudo vivir la experiencia de compartir su deseo con
la hada de sus sueños.
A la mañana siguiente Iona se acercó a su mama y le dijo:
Es bonito soñar porque todo aquello que desees lo puedes conseguir…

Iona (7 anys)

IMG_20150113_191125

Comparte esto :
  • Últimos Cuentos

  • Twitter

  • Flickr